La flor de la permacultura

florDeLaPermaculturaDibujo

¿ Que es esta flor ?

 

Esta flor permacultural se compone de siente pétalos.

Cada pétalo de de esta flor representa una área sobre las que se pueden trabajar cambios que orienten a la humanidad hacia un modelo de vida sostenible para el planeta y sus habitantes.

Se pretende el cambio para una sociedad sostenible, lo más autosuficiente y amigable con el medio ambiente; y lo más importante: su supervivencia, que pueda perdurar en el tiempo.

¿Qué representa cada pétalo?

 

Pétalo 1

–    Bioconstrucciones

La primera premisa sería usar los recursos del entorno en el que se va a desarrollar el proyecto. Estos son los material más adecuados para hacer madurar una bioconstrucciones sea de piedra, madera, paja, arena o barro.

Usando las técnicas correctas, creando un buen diseño y teniendo muy en cuenta detalles como la ubicación y la orientación de la bioconstrucción el material primario que se use es indiferente. Es más importante contar, por ejemplo, con un buen diseño bioclimático para esta casa ecológica que ayude a mantener un clima optimo en su interior.

Si el diseño de la edificación no tiene en cuenta el consumo de recursos que tendrá esta casa para su climatización y mantenimiento, aún siendo de barro, esta obra no será tan eficiente como la permacultura propone, y posiblemente no podría considerarse ecológica. Una bioconstrucción debe  consumir los recursos con la mejor eficiencia energética.

El material que se use en cualquier edificación ecológica que no proceda de la naturaleza es conveniente que sea biodegradable en la medida de lo posible.

 

Recordemos los 3 principios éticos en los que se apoya la permacultura y que son el centro de esta flor:

  • Bueno para el ser humano

  • Bueno para medio ambiente

  • Reparto equitativo

Una bioconstrucción debe ser saludable para quien la habita, y no perjudicar al medio en el que se encuentra. Para el tercer principio digamos que no debería ocupar más del espacio necesario, repartiendo equitativamente el espacio con los seres vivos de esa estancia.

 

Pétalo 2

– Herramientas y tecnologías ecológicas

Existen útiles hoy en día que ya conocemos todos como los paneles solares, molinos generadores de energía eólica, turbinas hidroeléctrica, calentadores de agua solares, y otros tantos más.

Este segundo pétalo nos llama al despertar y comenzar a buscar formas de cubrir nuestras necesitadas humanas produciente tecnología que conviva equilibradamente con el ecosistema.

Ejemplos de estos dispositivos o mecanismos son la bombilla led, el horno de leña, o la estufa Rocket. Estas tecnologías tienen en común la eficiencia: dan la máxima funcionalidad tratando de consumir la menor cantidad de recurso para funcionar.

 

Pétalo 3

– Educación y cultura

La cultura y la educación actual en la mayor parte de este mundo tiene unos fundamentos y unos objetivos sin contemplar lo más básico: el ecosistema en el que vivimos y crecemos generación tras generación.

Es necesario desaprender ciertas costumbre para desarrollar una sociedad más sana que cumpla con las 3 fundamentos éticos que propone la permacultura. Es necesario enseñar como podemos cuidar del ecosistema que habitamos: La Tierra.

La humanidad necesita cambios transcendentes y estos cambios comienzan por la educación y el cambio cultural. 

Muchos países llevan tiempo impartiendo y perfeccionando una educación alternativa como las escuelas Waldorf o la educación Montessori, que están poniendo en evidencia el sistema de otros países en los que el sistema educativo y la cultura está  siendo seriamente criticada tanto por estudiantes como por expertos.

Suiza, Grecia o Dinamarca son un ejemplo de integración de la educación ambiental en las aulas y en la ciudadanía. De igual manera  aunque aún queda mucho por andar.

 

Pétalo 4

– Salud y bien estar

La sanidad es un pilar fundamental en cualquier sociedad, y el bien estar es una fuente de salud. Es ya irrefutable el que nuestra salud anímica, mental y espiritual afecta a nuestra salud orgánica. Los sistemas sanitarios actuales necesitan varias implementaciones, y adquirir una visión más holística en el estudio y curación de enfermedades. Es necesario tener en cuenta más factores a la hora de diagnosticar un tratamiento y ampliar su catálogo de herramientas dándole espacio a medicinas naturales que han sido usadas ancestralmente con buenos resultados y tal vez descartadas por aportar un menor reporte económico comercial. Igual se deben diseñar las estrategias de curación principalmente para la curación y no para el control de los síntomas. Para encontrar la raíz de la dolencia debería de estudiarse también la salud mental y emocional de la persona afectada.

 

Pétalo 5

 – Finanzas y economía

El dinero debe entenderse como una herramienta de intercambio ya que con ese objetivo es con el que nació, cuantificar el valor de los bienes o servicios y apoyar en un trueques más justos y compensado. Aunque como tod@s sabemos, hoy en día esto ya no es así, el intercambio de moneda o dinero es una parte básica en nuestro modelo social universal, y podría decirse que nuestras culturas giran en torno al movimiento y consumo de moneda de un modo totalmente desequilibrado.

La cuestión sería sabes que uso y valor le estamos dando a nuestro dinero, en que o en quien lo estamos invirtiendo, a que o a quien estamos ayudando a crecer. La economía debe trabajar para la autosuficiencia de las comunidades y para la mejora del bien estar. La moneda debe ser una ayuda para la sociedad que facilite el intercambio entre productores y consumidores puesto que no deja de tratarse de un trueque.

 

Pétalo 6

-Propiedad de la tierra y gobierno comunitario

Esta es una sección difíciles para el estudio.  Se han diseñado muchos modelos permaculturales para cubrir esta necesidad aunque ninguno a parecido ser realmente funcional y sostenible en el tiempo.

 Los motivos para el fracaso son varios, y existen muchas opiniones personales al respecto.

Se encuentran muchas comunidades repartidas en el mapa del mundo tratando de desarrollar pequeñas comunidades autosuficientes que trabajan dentro del marco permacultural que siguen tratando de elaborar un sistema comunitario de gestión. Los resultados obtenidos no están exentos de conflictos en unos casos y abandono en otros, o simplemente no funcionan. La parte positiva de estos proyecto es que facilitan experiencias prácticas y mucha información para otros grupo de exploradores. 

Aunque aún no hay un criterio claro a seguir en el campo de la gobernanza comunal, si que hay abiertas pequeñas sendas que podrían dar algunas respuestas, como la concienciación en el autogobierno y la confianza mutua,  pero esta es a día de hoy una iniciativa compleja que debe de ser analizada en profundidad. Posiblemente la creación de una comunidad autosuficiente pasa por el individualismo y una educación correctamente cimentada como punto de partida, por este motivo puede ser imprescindible el trabajar por el bien estar emocional de las personas.

 

Pétalo 7

– Manejo de la tierra y de la naturaleza

En mi opinión personal este debería considerarse el primer pétalo de esta flor permacultural, puesto que de la agricultura y de la fauna con la que coexistimos es de donde parte todo.

Este aspecto tal vez sea el más tratado y estudiado ya hace referencia a la agricultura y a la ecología. Aquí contamos con multitudes de métodos como pueden ser la agricultura biodinámica, los estudios de Masanobu Fukuoka, la agricultura ecológica, y muchos otros estudios que ya se están aplicando a nivel global con un éxito rotundo. Las múltiples tecinas para el cultivo de hortalizas en la huerta y la gestión del pastero de animales armónica con el crecimiento de las plantas son solo algunos de los múltiples sistemas agroecológicos que componen el catálogo de opciones sostenibles.

 

En ninguno de los casos la permacultura pretende cambiar un modelo por otro; lo que se busca es una integración, dar un nuevo paso evolutivo comunitario en la sociedad a favor de la sostenibilidad y la supervivencia humana en este planeta.

El planeta sobrevivirá sin nosotros,

somos cada uno de nosotros y de nosotras quienes tenemos que decidir si seguir con ella o no.

flor de la permacultura